¿Cómo un blog puede beneficiar a tu emprendimiento?

Consejos para Emprendedores
¡Valora nuestro contenido!
[Total:2    Promedio:3/5]

Hoy en día muchas empresas que ofrecen productos y servicios (sobre todo estos) tienen un blog en su página oficial en donde suben todo tipo de artículos útiles para los usuarios de forma gratuita. Se ha demostrado que esto, también llamado marketing de contenidos, puede beneficiar mucho a sus dueños.

Pero al mismo tiempo es algo que no se practica con regularidad debido a, un poco, la falta de información y, otro poco, el escepticismo que puede generar el hecho de que con publicar contenidos se conseguirá ventas.

¿Para qué me sirve un blog?

Imaginemos que eres una empresa que vende artículos para computadoras (monitores, placas, memorias, etc), un blog, en tu caso, puede servir para publicar recomendaciones de computadoras armadas para que luego las personas puedan comprarlas desde tu tienda (incluso a lo mejor con un descuento).

Imagina tener artículos con el título de “La computadora definitiva para el gamer”, y allí pones toda la configuración de esta, con el botón de “agregar al carrito”. La gente no sólo podrá informarse sobre cuál es la mejor computadora para jugadores, sino también les das la posibilidad de que puedan comprarla directamente desde tu página.

Pero lo bueno de los artículos en un blog es que se pueden compartir fácilmente a todos los medios. Alguien puede recomendarle a un amigo que necesite una computadora de este tipo que vea la configuración que publicaste.

Google también toma un papel importante aquí, porque tu artículo puede posicionarse bien en las búsquedas, y entonces, todas las personas interesadas en una computadora de gama alta podrían llegar desde el motor de búsqueda a tu web.

Sin embargo, con publicar un artículo no es suficiente, ya que también debes saber algunas cosas…

3 consejos para tu blog

Si vas a hacer un blog para tu negocio, te compartimos 3 consejos que debes tener en cuenta cuando lo hagas:

  1. Contrata a alguien para que lo arme: Se debe conocer un poco sobre los blogs para lograr hacer algo de buena calidad y que vaya acorde a las expectativas e imagen de tu empresa. Lo mejor sería que contrates algún diseñador o desarrollador para que pueda armártelo.
  2. Contrata alguien que redacte tus artículos: De la misma manera que el primer punto, lo idea seria contratar a alguien que tenga conocimientos sobre redacción web. Esto es porque los artículos no sólo deben estar bien escritos y ser atractivos para tus visitantes, sino que deben estar bien optimizados para que los buscadores le den importancia.
  3. Incluye a tu equipo de marketing: Si tienes un equipo de marketing que se encarga de publicitar tus productos o servicios, inclúyelos en el desarrollo y publicación de tu blog para que los esfuerzos vayan hacia un mismo objetivo.

3 cosas que no debes hacer en tu blog

Así como hay consejos sobre las cosas que debes hacer en tu nuevo blog, también hay ciertos detalles que debes tener muy presente a la hora de seguir con este:

  1. No dejes de publicar: Algo peor que no tener blog, es tener un blog que no está actualizado. Preocúpate en siempre tener contenido nuevo en tu sitio. Lo ideal sería tener, por lo menos, 2 artículos con buena información por semana. Si el tema da para mucho, puedes hacer un solo artículo o bien dividirlos en dos partes. Si los artículos, en cambio, son más cortos (200 palabras o menos), lo ideal sería publicar 3 veces por semana.
  2. Cuida la interfaz: Al igual que tu página principal, tu blog debe tener una buena interfaz, que cargue rápido, y que las personas puedan encontrar lo que buscan. Si no logras esto corres el riesgo de que tus visitantes no vuelvan a visitarte.
  3. Cuida la ortografía: Y mucho más importante, cuida la ortografía y redacción de tus artículos. Ten en cuenta que tu blog es la cara visible de tu empresa, y cometiendo estos errores te puede dar una muy mala imagen frente a tus posibles compradores.

Conclusión

Un blog puede traer muchos beneficios a tu emprendimiento o empresa, sin embargo, también puede salir el tiro por la culata. Ocúpate de contratar a las personas con los conocimientos adecuados para que lleven adelante esto sin perjudicar tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *